Noticias, reflexiones y análisis sobre baloncesto
joseluisbilbao3

José Luis Bilbao tranquiliza a Davalillo y da luz verde al crédito de la BBK para salvar al Bilbao Basket

Cuando se pretende una reunión que sea secreta no lo es tanto cuando ya trasciende a varios kilómetros de distancia. Malestar en el seno de la Diputación de Bizkaia por hacerse pública la reunión entre Xabier Jon Davalillo y juegos de carreras junto a José Luis  Bilbao el martes al mediodía. El malestar no es superior al que tienen los jugadores del Bilbao Basket, todos ellos cansados de las reiteradas evasivas para el pago de sus contratos. Desde el talón sin fondos para recurrir a un Fondo de Garantía Salarial todavía no repuesto por el Bilbao Basket en la ACB, una cantidad de 196.000 euros que debía abonarse antes del día 15 de Julio para evitar ser expulsados de la ACB. Eso ocurrió hace dos temporadas con el CB Valladolid, club al que la ACB les debía unas cantidades correspondientes a la comercialización de la publicidad y a la que unilateralmente la ACB expulsó al club de la Comisión Delegada y como miembro de la ACB, para luego readmitirse en Asamblea 15 días naturales después de la expulsión.

Con el CB Valladolid la ACB fue contundente, con el Bilbao Basket han tolerado el retraso del pago sin informar previamente a los aficionados. El problema no está en que se le de un plazo, sino que a partir de  ahora los clubes  harán lo mismo y no repondrán el fondo de garantía el día 15 porque lo podrán hacer 15 días más tarde. Lo malo no es que se tarde en pagar sino que la ACB pretende que todo pase desapercibido y nadie se entere,  y ocurre lo contrario, al final todos nos acabamos enterando de todos y aumentamos la desconfianza no solo hacia la Calle Iradier sino en concreto a Francisco Roca como Presidente. La ACB debía dar explicaciones y para eso sirve una página web oficial, para informar sobre la propia liga y sus poemas de amor en conjunto a sus decisiones institucionales. El argumento dado por el Bilbao Basket es de reponer el fondo de garantía con la entrada del dinero de la campaña de abonados para la próxima temporada, la misma evasiva dada a los jugadores  quiénes les han vuelto a prometer que cobrarán lo pendiente el día 25 de Julio.  Mientras los jugadores del Bilbao Basket se están ofreciendo a varios equipos, tanto de España como de Europa. Se llegó a una situación tan extremada que varios clubes comenzaron a sospechar que el Bilbao Basket iba a liquidarse como club por la inviabilidad económica.

Nada más lejos de la realidad, Bilbao Basket resurgirá con fuerza. Al menos  es lo que transmitió José Luis Bilbao a Xabier Jon Davalillo que apremiaba por la falta de liquidez del club para asumir los pagos. Davalillo hablaba del concurso de acreedores y José Luis Bilbao de tranquilidad absoluta que es la mejor forma de hacer las cosas en la política. Podemos adelantar desde estas líneas que José Luis Bilbao va a autorizar al Bilbao Basket a proseguir con el proyecto de club. Se da luz verde a todo, al crédito de 4 millones de euros para  reconducir la deuda del club. Lo único que no se quiere reconocer es quién se responsabilizará de avalar el crédito, lo único cierto es que no va a ser la Diputación la que avale la operación. Se habló incluso de un crédito sin aval que se conceda por la BBK. Algo ilógico puesto que sin aval ninguno de los tres técnicos encargados de aprobar la operación se atreverá a mirar hacia otro lado. Dicho de otra forma es imposible.

Crédito de 4 millones de euros sin preguntas ni respuestas. Tal como leen. Esto es lo que pretende José Luis Bilbao para salirse de un embrollo subestimado por él mismo desde el principio. Lo más factible es que la BBK se autoavale el crédito, o dicho de otra forma, que sea la entidad bancaria la que realice un contrato de patrocinio con el club para hacer viable la operación. Es la única manera puesto que Davalillo reconoce en sus círculos más íntimos que no tiene ninguna negociación abierta con ningún patrocinador. No hay nada, y  menos ahora en la que es el único que está solo en Bilbao porque casi todos están de vacaciones. Un club que necesita de mucho trabajo por delante y cuyos directivos deben invertir las 24 horas al día para salvarlo se dedican a hacer jornada intensiva hasta las 14 horas del mediodía y tener la tarde libre. Al menos Davalillo ya tiene el compromiso de palabra del crédito de la BBK, no se sabe tampoco la fecha, ni las condiciones, pero tal y como pretendía el PNV con el Bilbao Basket, la palabra y un apretón de manos vale más que un contrato firmado.